terça-feira, 8 de agosto de 2017

Mudanças climáticas já são a segunda maior preocupação das pessoas no mundo: só perde para o terrorismo






El cambio climático ya es la segunda preocupación de la gente a nivel mundial

Para el 61% de las personas encuestadas en 38 países, el cambio climático es la mayor amenaza para su país. España es uno de los puntos donde la preocupación por el cambio climático se sitúa en primera posición, por delante del terrorismo.

Según un estudio publicado recientemente por el Pew Research Center, las dos mayores amenazas globales percibidas por la población a nivel mundial son el terrorismo islamista y el cambio climático, que ya ocupa el segundo lugar en las preocupaciones mundiales.

Para el 61% de las personas encuestadas en 38 países, el cambio climático es la mayor amenaza para su país. España es uno de los puntos donde la preocupación por el cambio climático se sitúa en primera posición, por delante del terrorismo.

Si observamos las políticas nacionales y globales al respecto de estas dos cuestiones, constatamos que la respuesta de los Estados es muy diferente. En el caso del terrorismo, vemos cómo, de forma generalizada, los Gobiernos utilizan el argumento de la lucha contra el terrorismo internacional para aumentar los gastos en defensa y la inversión en el sector armamentístico al tiempo que fomentan una cultura del miedo que nos aísla en lugar de fortalecer el tejido social y que favorece los sentimientos de temor y odio hacia el diferente. Respuesta errónea desde nuestro punto de vista.

En el caso del cambio climático, también vemos una respuesta equivocada. Tenemos el Acuerdo de París firmado por casi 200 estados, pero incluso con él, los actuales compromisos para luchar contra el cambio climático están muy lejos de lo que sería necesario.

Y la situación en España es, podríamos decir, delirante. El Gobierno español continúa aferrado al actual sistema eléctrico, un sistema injusto, obsoleto y desfasado que desprecia apoyar las energías renovables. Estas, además de generar miles de puestos de trabajo, forman parte vital de la solución al cambio climático. Pese a lo anterior, ayer mismo veíamos al Ministro de Energía anunciando con pena el cierre de la central nuclear de Garoña a pesar de la evidente falta de seguridad de la vieja instalación atómica. El ministro Nadal forma parte del mismo Gobierno que aprobó el bochornoso Impuesto al Sol que penaliza el autoconsumo energético. Y no sólo tenemos que pensar en la factura de la luz.

El cambio climático es un multiplicador de amenazas, ya que su interrelación con otro tipo de factores como la seguridad alimentaria o la hídrica es muy clara. La lista derivada de sus efectos es extensa.

Parece que los seres humanos a pie de calle entendemos mejor que la clase política el brutal impacto que el cambio climático va a tener en nuestras vidas. Gracias a la ciencia, sabemos que nos va a traer más fenómenos meteorológicos extremos, más subida del nivel del mar, más desigualdad, peor acceso a recursos como el agua y los alimentos… así que ahora nos toca no solo seguir demandando a la clase política que actúe en consecuencia con nuestras preocupaciones, sino actuar nosotras también, porque, según reconocen los expertos, hay que hacerlo de forma urgente.


Fonte original: Greenpeace
Fonte: ECOticias

















Nenhum comentário:

Postar um comentário

Contribua. Deixe aqui a sua crítica, comentário ou complementação ao conteúdo da mensagem postada no Blog do Axel Grael.