domingo, 27 de fevereiro de 2011

Catalunha analisa custos da substituição de suas usinas nucleares


Cerrar las nucleares catalanas cuesta 20.000 millones
El cierre de las tres centrales nucleares catalanas y la sustitución de la electricidad que producen con renovables y cogeneración tiene un coste global de 20.000 millones de euros, según un informe encargado por el tripartito en 2008 mediante el Consejo Asesor de Desarrollo Sostenible (Cads), dependiente de la Conselleria de Vicepresidencia que dirigía Josep Lluís Carod-Rovira.

El estudio, al que ha tenido acceso Europa Press, detalla que dicho cierre sería factible con una inversión anual del orden de 1.500 millones de euros en renovables y 500 millones en cogeneración, a razón de unos 226 euros por persona y año durante una década, por lo que el cierre definitivo podría ser una realidad en 2020.

Dicha inversión --el presupuesto global de la Generalitat para 2010 fue superior a los 39.000 millones-- permitiría un crecimiento año a año del 14% en la energía generada en Cataluña mediante las renovables y de un 10% mediante la cogeneración.

El escenario de cierre requiere "inversiones importantes a corto plazo" y, a pesar de ser posible, parece inviable en el periodo actual de contención presupuestaria puesto que serían necesarios "cambios importantes en el parque de generación en poco tiempo", según el informe del Cads.

Dicho organismo asesor de la Generalitat señala, en cualquier caso, que las conclusiones de sus trabajos no tienen porqué ser asumidas por el Govern, y subraya que el trabajo 'Sostec: transición hacia un modelo eléctrico sostenible en Cataluña' parte de la base de que las tres nucleares catalanas --Ascó I, Ascó II y Vandellòs II-- agotarán su licencia de explotación de 40 años a lo largo de la década de 2020.
El trabajo fue elaborado en 2009 por la empresa Ecofys y fue coordinado por el doctor en Ingeniería Industrial de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), Josep Puig, quien también es portavoz del Grupo de Científicos y Técnicos para un Futuro sin Nucleares.

HORIZONTE 2050

El estudio explora tres escenarios posibles tomando como referencia el 2020 y el 2050, con el objetivo de ofrecer una serie de alternativas que aseguren el suministro "con suficiente previsión y antelación", ya que el sistema eléctrico "no se puede improvisar".

El análisis actual --realizado en base a las cifras de 2007--, indica que Cataluña tiene una gran dependencia de los combustibles fósiles, una baja participación de las energías renovables y una importante participación en el mix eléctrico de la energía termonuclear, ya que mientras en el conjunto de España este sistema supone el 20% del total de energía producida, en Cataluña la cifra alcanza el 50%.

Pese a que se reconoce que la demanda de electricidad "sigue una tendencia creciente" en los últimos años, la previsión del ocaso nuclear se ha hecho teniendo en cuenta que la población no crecerá, e incluye el compromiso de aumentar un 20% la eficiencia energética.

El objetivo final del modelo propuesto, más allá del cierre nuclear en 2020, era lograr un sistema eléctrico libre de emisiones de gases de efecto invernadero en 2050, algo que igualmente se considera factible con una inversión de 60 euros por cápita desde ahora hasta el 2050.

Fonte: ECOticias.com

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Contribua. Deixe aqui a sua crítica, comentário ou complementação ao conteúdo da mensagem postada no Blog do Axel Grael.